Qué es la logoterapia

“Explicaré, a continuación, por qué empleé el término logoterapia para definir mi teoría. Logos es una palabra griega que equivale a sentido, significado o propósito. La logoterapia (…) se centra en el significado de la existencia humana, así como en la búsqueda de dicho sentido por parte del ser humano. De acuerdo con la logoterapia, la primera fuerza motivante del ser humano es la lucha por encontrar un sentido a la propia vida”.

Viktor E. Frankl, autor de El hombre en busca de sentido.
La logoterapia (que no debe confundirse con la logopedia) es la psicoterapia centrada en el sentido creada por el psiquiatra y neurólogo vienés Viktor Frankl (1905-1997), para el cual el ser humano es, en esencia, un ser orientado hacia los valores y hacia el sentido.
La logoterapia aporta una visión sobre el ser humano especialmente importante en nuestro tiempo y en nuestro contexto, en el que tanto personas que sufren a consecuencia de la crisis socioeconómica, como personas que tienen cubiertas sus necesidades básicas, e incluso personas con éxito económico y social, sienten el vacío existencial y se preguntan por el sentido de su vida.

¿En qué situaciones de tu vida has notado que lo que haces tiene sentido?

¿Cuáles han sido los caminos difíciles por los que te ha llevado la vida y que te han hecho madurar?

¿Qué huellas te gustaría dejar en el mundo?

Estas son algunas preguntas existenciales que que buscan los recursos de las personas, que apelan a la capacidad de las personas de aprender y de madurar en las situaciones difíciles, y que ayudan a asumir la responsabilidad inherente al ser humano libre y decisivo. Son preguntas que nos recuerdan que somos seres sociales, que no tenemos suficiente con buscar nuestra realización personal, sino que buscamos un sentido más allá de nosotros mismos, a través de lo que hacemos, de lo que sentimos, de nuestra actitud frente a lo que nos sucede.

Son estas preguntas también las que nos pueden ayudar a entender o a reinterpretar nuestra vida y también, si trabajamos con personas, nos pueden ayudar a entenderlas desde una perspectiva que les comprenda en su complejidad, les recoja en su sufrimiento y les ayude a encontrar, recuperar o reorientar el sentido en su vida.
La logoterapia ofrece una teoría sólida y una visión del ser humano global, compleja, capaz de ver no sólo lo que es, sino también todo aquello que puede llegar a ser y que se atrofia demasiadas veces en una vida sin orientación, que reprime su dimensión más auténtica, la noética o espiritual, y que avanza a ciegas hacia un horizonte limitado, encogido, hacia donde le empuja la rutina.

La logoterapia amplía el horizonte, ayuda a encontrar los valores, invisibles o acallados, y ayuda a buscar aquello que da sentido en cada momento a la vida única e irrepetible de todo individuo.